“Elogio del odio” de Khaled Khalifa (Febrero-2016)

Elogio del odioAutor:
Inició estudios superiores en la universidad de Alepo y se licenció en derecho en 1988, en este período empieza a participar activamente en círculos literarios y escribe sus primeros poemas. Ha trabajado como guionista para cine y televisión. En 1993 publica su primera novela El portero del engaño (حارس الخديعة). Su segunda novela Los cuadernos de los gitanos (دفاتر القرباط) (2000) que incluía material sobre el partido Baaz de Siria, fue prohibida durante cuatro años por la Unión de Escritores Árabes. Su tercera novela, que tardó 13 años en escribir, Elogio del odio (حارس الخديعة) publicada en Damasco en 2006 y prohibida por el gobierno sirio fue reeditada al año siguiente en Beirut. Aunque la novela se centra en una única familia de Alepo, aborda los enfrentamientos entre los Hermanos Musulmanes, el partido Baaz, la izquierda siria y las fuerzas de seguridad del gobierno de Hafez Al Assad que tuvieron lugar en los años 70 y principios de los 80 del pasado siglo. En 2013 publica su novela No hay cuchillos en las cocinas de esta ciudad (لا سكاكين في مطابخ هذه المدينة) editada en El Cairo en 2013.

Sinopsis:
Son las ocho de la tarde de un jueves cualquiera en Aleppo a principios de los años ochenta, y por las callejuelas de la ciudad desfilan cuatro mujeres que proceden de la misma casa, totalmente cubiertas por un velo negro y guiadas por un hombre ciego. Al mirarlas mientras andan como sonámbulas hacia los baños públicos, nadie diría que detrás de esta máscara oscura hay cuerpos con recuerdos y anhelos distintos, pero así es: Maryam, la mayor, anega en rezos el recuerdo de un amor que no fue; Marwa colecciona mariposas muertas y siente aun el olor del hombre que la enloqueció de deseo, y Safa piensa en las camisolas ligeras que vestía antes de marchar a Afganistán con su esposo y compartir con él una chabola de barro.
Cierra la fila una joven sin nombre, que se alimenta de odio para definirse frente a los demás y aceptar que tanta renuncia al placer tiene un sentido. Es ella quien pone voz a esta historia, para recordar sus días de estudiante y activista en una lucha sin reglas claras, mientras los escuadrones de la muerte arrasaban las calles, sus años en la cárcel añorando el perfume de las especias y peleando por llevarse a la boca una manzana podrida, y finalmente el exilio en Inglaterra, un país sin colores y sin oídos.
En las palabras de esta mujer sin nombre caben el pasado y el presente de Siria, una tierra que Khaleb Khalifa ama y describe con auténtico talento.

Club de lectura: 24 de febrero 2016

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.